El comentario de Gerbino: Con fatiga, el mercado parece aguantar

Publicado el: 25/05/22 12:42 PM

Comencemos desde donde terminé el comentario de ayer, esbozando lo que podría haber sucedido. Lo informo por conveniencia: «Por lo tanto, la sesión de hoy podría traernos un retroceso que dibujará la onda 2 del modelo de inversión. Es necesario que este descenso no se alargue demasiado y que no rompa la zona de los 3.900 del SP500. Será necesario entonces que se reanude la subida hasta superar los máximos de ayer y que se recupere la zona de los 4.000».

Vamos a comprobar lo que pasó. Hubo un retroceso, y cómo. Todo comenzó con el informe trimestral de Snapchat, que presentó una advertencia de ganancias debido a la inflación. Aunque esa compañía no está entre las que dominan el Nasdaq, su desplome de más del -40% ha sembrado el pánico entre los traders, por lo que los futuros americanos desde la noche asiática han caído de forma importante. Equity Europe abrió inmediatamente una brecha bajista y de repente recuperó todas las ganancias de la sesión anterior. La mañana vio un intento europeo de reducir pérdidas, pero la apertura estadounidense retomó lo que se había visto en el premercado en Wall Street en un horario regular. El SP500 se hundió inmediatamente y después de poco más de una hora perdió 100 puntos redondos (-2,5 %) desde el cierre del lunes por la noche. El ánimo negro de Wall Street devolvía así al Eurostoxx50 a los mínimos de la mañana y con un triste -1,64% cerraba una mala sesión. Pérdidas similares también para los principales índices europeos, con la ya habitual excepción del español, que incluso cerró ligeramente al alza.

Pero, como sucede a menudo después del cierre europeo, el mercado de EE. UU. cambió inmediatamente de dirección y comenzó a recuperarse, comenzando desde el mínimo de SP500 en 3.875. Este nivel es un poco más bajo que los 3.900 que hubiera preferido que no se rompiera, y es equivalente al mínimo del jueves pasado, que evidentemente tiene buenas características de soporte. El rebote tomó forma durante el resto de la sesión y se extendió hasta un máximo de 3.956, antes de cerrar en 3.941 (-0,81%). La diferencia con respecto a los mínimos de la sesión es evidente y nos dice que el índice principal pudo haber concluido la onda correctiva 2 del modelo de inversión precisamente en ese mínimo. Para tener la inversión, el rebote que empezó ayer debe extenderse también hoy y poder volver por encima del máximo del lunes (3.983), siguiendo hacia el definitivo y último escollo a superar para sancionar la inversión y el final del muy largo y corrección dolorosa de casi 5 meses: 4.090.

Solo queda esperar, sabiendo que ahora el mínimo de ayer se convierte en el soporte al que no se debe renunciar en absoluto, para no caer siquiera en la zona de los 3.700.

Tenemos pues nuestros parámetros: por encima de 4.090 está el paraíso del toro; bajo 3.875 está el infierno del oso; entre el 3.875 y el 3.983 está el purgatorio de la indecisión, mientras que entre el 3.983 y el 4.090 está la sala de espera para entrar al paraíso. Por último, añadiría que el repunte de ayer se debe todo a los valores denominados «value», es decir, los de la economía tradicional, que en esta corrección superan constantemente a los valores clasificados como «crecimiento», es decir, los de sectores innovadores, con pocos beneficios pero muchas perspectivas de crecimiento, que la subida de tipos está penalizando. Así lo demuestra el hecho de que el índice Dow Jones, casa del «valor», cerró ayer levemente al alza (+0,15%), mientras que el tecnológico Nasdaq100, poblado por acciones de «crecimiento», sufrió un fuerte -2,20%. En medio encontramos el -0,81% del SP500, donde hay un poco de todo.

Pierluigi Gerbino – Estratega del Instituto Español de la Bolsa


Los traders utilizan el flujo de dinero para determinar las características generales de la oferta y la demanda o un instrumento financiero en un intento de predecir su dirección futura. El alto volumen sugiere que hay un mayor interés, y si se combina con un movimiento más alto en el precio, a menudo se usa como una señal de un fuerte impulso alcista. Vigilar el volumen asegurará que esté en el lado correcto de la operación. Ante esto, utilizar el volumen para crear una estrategia ganadora es una decisión inteligente. ¡Aprenderá de los mejores en el mercado!