El comentario de Gerbino: el día de Madoff, bitcoin y las ganancias trimestrales

Publicado el: 15/04/21 10:19 AM

Ayer los mercados estadounidenses se tomaron un día libre, habiendo valorado ya por adelantado, con máximos históricos, los hechos positivos que sucedieron ayer puntualmente.

La primera es la deslumbrante apertura de la temporada trimestral, con los 3 principales bancos estadounidenses exhibiendo el milagro de multiplicar las ganancias. En comparación con las ganancias obtenidas en el primer trimestre del año pasado, las del primer trimestre de 2021 fueron multiplicadas por 8 por Wells Fargo, por 5 por Goldman Sachs y por 4 por JP Morgan. Obviamente, muy por encima de las expectativas de los analistas, en promedio en más de un tercio.

Luego, para entusiasmar a los amantes de las OPI, se produjo el debut en Wall Street, con el inicio oficial de operaciones, de Coinbase, la plataforma de intercambio de criptomonedas más importante. Se informó un valor de referencia de $ 250 al principio y la apertura fue inmediatamente explosiva, a $ 388. Incluso alcanzó los $ 416 y luego cerró su primera sesión en $ 328, lo que arroja una capitalización de mercado de $ 65 mil millones. No hace falta decir que Bitcoin celebró al superar el precio de $ 65,000, obviamente un máximo histórico.

Sin embargo, los índices se encontraban en un exceso alcista bastante marcado y sufrieron alguna toma de ganancias, especialmente al final de la sesión. Por este motivo, el Eurostoxx50 volvió a cerrar con una ligera subida (+ 0,23%), mientras que el SP500, tras haber mejorado en 3 puntos el récord histórico en las primeras etapas de la sesión, tomó la senda de un descenso que se acentuó en el últimas dos horas (-0,41%). El Nasdaq100 es más pesado (-1,31%), lo que ha llevado a cabo lo que por ahora podemos clasificar como un retroceso sobre el nivel del máximo histórico anterior. Al fin y al cabo, el índice tecnológico había sido más recompensado en sesiones anteriores y por tanto una mayor intensidad en la toma de beneficios, como dicen, “hay”.

Sin embargo, el entorno del mercado de valores no ha cambiado en comparación con los últimos días. Es posible que la subida se reanude a partir de la sesión de hoy, ya que es típico de las ondas 3 corregir muy poco.

Por tanto, no tengo nada más que añadir.

Quiero dedicar la segunda parte del comentario de hoy a un triste hecho ocurrido ayer: la muerte de Bernie Madoff, la financiera que también fue presidente de la bolsa estadounidense de tecnología Nasdaq y que construyó el “esquema Ponzi” más gigantesco de la historia. una colosal estafa de $ 60 mil millones en detrimento de 37,000 ahorradores en todo el mundo.

El esquema era muy simple y se basaba en la promesa, mantenida durante años, de fuertes retornos para quienes abrieran una cuenta en su institución financiera. Estas devoluciones se pagaron gracias a los depósitos que siempre llegaban nuevos clientes atraídos por la facilidad de ganar. En Italia este mecanismo se llama “Catena di Sant’Antonio”, pero en Estados Unidos se conoce como “Schema Ponzi”, del nombre del inventor, el italiano (¿será una coincidencia?) Carlo Ponzi, que emigró a Estados Unidos en 1903 con 2, 5 dólares en el bolsillo y en 1920 ganaba 250.000 dólares diarios gracias a este plan de inversión. Este “truco” garantiza fuertes ganancias a los primeros inversores, pero se basa en la capacidad de atraer a un número cada vez mayor de nuevos clientes, de forma exponencial. Un sistema que invariablemente está destinado a fallar, quemando el capital de los muchos últimos eslabones de la cadena, cuando el flujo de nuevos clientes comienza a ralentizarse. Madoff quebró debido a la gran crisis de 2008, cuando el mecanismo se quebró porque, además de la dificultad de encontrar nuevos clientes a los que desplumar, varios antiguos clientes pidieron la devolución de su dinero, poniendo de manifiesto la falta de capital.

Las razones por las que quiero recordar a Madoff, además de la lástima que no se le niega ni a los peores criminales al morir, son dos. La primera es que Madoff estaba cumpliendo una sentencia de prisión de 150 años por lo que hizo. En Europa ni siquiera un asesino en serie sufre una sanción tan grave. Además, se le negó el arresto domiciliario incluso hace unas semanas, cuando ya se encontraba en la fase terminal de su enfermedad.

En los Estados Unidos, la regla de “pudrirse en la cárcel” se sigue aplicando incluso hoy, aunque se están dando lecciones sobre derechos humanos a China, Venezuela y Turquía.

La segunda razón es que el esquema Ponzi aplicado por Madoff, en mi opinión, no es tan diferente del que los estados de todo el mundo utilizan ahora en gran abundancia para financiar sus gigantescas deudas públicas, que con la pandemia se han disparado dramáticamente.

Cada vez más, emiten títulos de deuda para pagar las deudas que vencen. Llevan adelante el nivel de sus deudas con el tiempo y hacia arriba, sabiendo que nunca podrán ser reembolsadas realmente. Por eso, en Ponzi se utiliza el mecanismo de pasar la patata caliente a otras manos, es decir, a las de las generaciones futuras. Todo niño nacido en Italia hoy lleva sobre su cabeza, al primer grito, un deuda de aproximadamente 44.000 euros a amortizar.

La diferencia es que Madoff y Ponzi estafaron a los clientes para ganar dinero por su cuenta, mientras que los estados estafan a las generaciones futuras al gastar su dinero en beneficio de las generaciones actuales. El primero es una estafa individual, el segundo es una estafa colectiva o política.

Madoff se pudrió en prisión. Los políticos que gastan el dinero de las generaciones futuras para pagar pensiones anticipadas y perpetuar los muchos privilegios que se denominan “derechos adquiridos”, hacen carrera y son elogiados en los periódicos y en la televisión. La prueba es que el mayor creador de tarjetas, utilizado para financiar la deuda europea, se ha convertido en los últimos años en Primer Ministro de Italia y es adorado como el salvador de la Patria, después de haberse distinguido, en sus primeras semanas de “reinado”, en proponer al Parlamento 70 nuevos mil millones de euros de deuda adicional a los 2.650 que ya existían antes.

Pierluigi Gerbino – Estratega del Instituto Español de la Bolsa


Existen numerosos indicadores para operar en Forex. Ninguno de estos es perfecto. El secreto es conocer cuando usar cada uno para tener buenos resultados en el mercado de divisas. Te traemos de nuevo este encuentro con Carlos Guayara, trader profesional y estratega del Instituto Español de la Bolsa, quien nos explica como reconocer el momento ideal para usar cada indicador y generar ganancias. ¡No te lo pierdas! Recuerda seleccionar el día y la hora que mejor te convenga. INSCRÍBETE