El comentario de Gerbino: El primer semestre es un desperdicio

Publicado el: 1/07/22 10:41 AM

Tristemente terminó junio, y con él también el segundo trimestre y la primera mitad de este 2022, que para los ahorradores sin duda es para tirar por la borda.

Los periódicos económicos de hoy construirán sus artículos precisamente sobre lo excepcionalmente negativa que ha sido esta primera parte del año para todos los mercados financieros y casi todos los instrumentos en los que se invierte el ahorro humano. Las pocas excepciones positivas todavía se encuentran entre los productos básicos, que todavía parecen haber tomado el camino de la caída en general, también, en el último mes.

El final del semestre ve a los principales índices de renta variable occidentales todos muy cerca de los mínimos de este sombrío 2022. Para Eurostoxx50, que desde principios de año hace un -19,6% y casi la mitad de su pérdida la hizo en junio, el mínimo no a romperse es el del 7 de marzo de 3.387, es decir a sólo 68 puntos (alrededor del 2%) del cierre de ayer. Los principales índices europeos se encuentran en una situación similar, a excepción de los españoles y portugueses. El índice IBEX español está definitivamente por encima de su mínimo de marzo, más del 11 %, y ha sufrido una pérdida en lo que va de año de solo el -7 %, menos de la mitad del Eurostoxx50. Aún más resistente es el pequeño índice portugués PSI20, que incluso ha subido un + 8,5% desde principios de año (no me equivoqué de signo).

La demostración de solidez de Portugal y España también se mide en el menor nivel del diferencial de sus bonos soberanos frente al bund alemán. Para que conste, los diferenciales de España y Portugal están ambos en 109 puntos, aproximadamente la mitad de los de Italia (206) y Grecia (234).

Estas diferencias nos hacen reflexionar sobre el hecho de que ya no tiene ningún sentido unir a estos dos países con Grecia e Italia en el famoso acrónimo PIGS, que durante quince años ha definido el punto débil de la Eurozona. Me parece que los eslabones débiles ahora son solo dos, Italia y Grecia.

Sin embargo, el BCE parece no estar demasiado al día, si son ciertos los rumores publicados ayer por la agencia Reuter sobre cómo se organizará el escudo antipropagación. Parece que los países de la eurozona se dividirán en tres grupos: el de los tres países más sólidos, Alemania, Francia y Holanda, que darán el apoyo, el grupo de los neutrales, que no se verán afectados por el mecanismo, y un tercer grupo de los que se beneficiarán de cualquier ayuda del BCE: Italia, Grecia, España y Portugal. En mi opinión, los dos últimos podrían clasificarse más correctamente como neutrales.

Volvamos a los índices bursátiles. En EE.UU., la marcha atrás a finales de junio también acercó los índices de Wall Street a los mínimos del año, mucho más recientes que los europeos (17 de junio para el SP500 y el día anterior para el Nasdaq100). El deslizamiento inicial de la última sesión arrastró al SP500 hasta un mínimo de 3.739, desde donde partió un rebote que casi eliminó las pérdidas. Pero en los tramos finales volvió la debilidad, lo que llevó al índice a cerrar la sesión con una pérdida de -0,88%, el mes con un -8,39% (casi como abril), el segundo trimestre con -16,45%, mucho peor que el primero, y el medio año con un -20,58%, que es también el balance provisional de 2022.

Por lo tanto, para los amantes de los números mágicos, el cierre de junio también marca la entrada en el mercado bajista con una pérdida superior al -20%. Los amantes de las cifras gráficas encuentran la certificación de fin de mes del quiebre del canal alcista de largo plazo, iniciado hace dos años tras el desliz del inicio de la pandemia. Hasta el amargo final, los optimistas solo pueden esperar que los mínimos de junio se mantengan.

Como escribí ayer, el mercado está valorando una mayor probabilidad de recesión, que aún no se ve en los índices PMI, pero que ya están indicando varios signos adelantados.

Hoy cambiamos de mes y de trimestre, pero los ánimos siguen pareciendo por los suelos y parece que el rebote todavía puede esperar.

Solo la Fed parece convencida de que habrá un aterrizaje suave de la economía estadounidense, capaz de evitar una recesión. La fuerza del azar está de su lado. Como hasta ahora todo lo ha hecho mal, no siempre puede estar equivocado.

Sin embargo, el mensaje de los mercados es claro. Se acabó la confianza en la Fed. Peor que eso, solo Biden puede hacer con la guerra mundial.

Pierluigi Gerbino – Estratega del Instututo Español de la Bolsa


El swing trading intenta capturar ganancias a corto y mediano plazo durante un período de unos pocos días a varias semanas. Los comerciantes de swing utilizan principalmente el análisis técnico para buscar oportunidades de trading. Los traders de swing pueden utilizar el análisis fundamental además de analizar las tendencias y patrones de precios. Las operaciones de swing también pueden ocurrir durante una sesión de trading, aunque este es un resultado poco frecuente que se produce por condiciones extremadamente volátiles. Conozca los mejores indicadores para el swing trading y las estrategias que te garantizarán el éxito. INGRESA A LA GRABACIÓN