El comentario de Gerbino: El riesgo geopolítico se ignora, por ahora

Publicado el: 15/01/24 4:07 PM

La segunda semana del año terminó bien para los mercados financieros, que lograron aislar la corrección sólo hasta la primera semana de 2024. Los índices bursátiles europeos, resumidos en el índice Eurostoxx50, gracias al fuerte rebote del viernes, lograron obtener un Saldo semanal ligeramente positivo en el segundo del año, frenando, por ahora, el impulso correctivo.

Un soplo de aire fresco que basta para evitar el giro, pero no para volver a acercarse al máximo conseguido en la mañana de la primera sesión del año. La impresión que dan los gráficos de compresión diaria de los índices europeos es la de una congestión lateral, es decir, de avanzar dentro de una banda horizontal que los contiene.

Los índices bursátiles estadounidenses obtuvieron mejores resultados, presentando una fuerte recuperación en las primeras tres sesiones de la semana pasada y una tenaz retención en las dos últimas sesiones. El SP500 (+1,84% semanal) ha vuelto así a los valores de finales de 2023, en una excelente posición para iniciar el movimiento hacia el máximo histórico de 4.819. Puedes intentarlo a partir de mañana, porque los mercados estadounidenses están cerrados hoy por el Día de Martin Luther King.

El mérito de la demostración de fuerza de la semana pasada debe atribuirse sobre todo a los 7 Magníficos grandes nombres del Nasdaq, que con su índice MAG7, creado por CNBC, lograron un notable +4,4% durante la semana, contribuyendo significativamente a la consecución de el índice Nasdaq100 de un sólido resultado semanal (+3,23%) con el bingo de las 5 sesiones positivas de la semana.

Este índice también está ahora a menos de un punto porcentual del máximo histórico del 28 de diciembre.

La semana pasada, los mercados de bonos también recuperaron la confianza en la caída de los rendimientos y detuvieron el repunte de los rendimientos que se había observado desde finales de diciembre. Los rendimientos europeos todavía no han empezado a caer de nuevo, pero los rendimientos estadounidenses ya han incorporado bastantes expectativas de rendimiento más bajas, especialmente en las dos últimas sesiones de la semana.

El movimiento positivo de los bonos y acciones estadounidenses ignoró por completo el agravamiento del conflicto de Oriente Medio y la entrada directa de EE.UU. y Gran Bretaña en la lucha contra las milicias hutíes yemeníes, que con acciones de piratería obstruyen el tránsito de barcos comerciales en el Mar Rojo.

En los últimos días, el agravamiento del conflicto ha obligado a casi todos los grandes transportistas navales comerciales a desviar sus flotas que operan en la ruta naval de Asia al Mediterráneo, para evitar el peligroso paso por el Mar Rojo. También se bloquea el transporte de petróleo en camiones cisterna. Para los que no sean muy entendidos en geografía, basta recordar que los barcos que parten de Asia y no pasan por el Mar Rojo y el Canal de Suez, para llegar a Europa deben circunnavegar África.

Esta ruta es aproximadamente 15 días más larga que la anterior y además supone un importante incremento en los costes de combustible y seguros. El costo del transporte China-Mediterráneo se duplicó con creces desde mediados de diciembre, cuando comenzaron los problemas, hasta el 10 de enero, mientras que el transporte entre Asia y el norte de Europa se triplicó. Los expertos predicen que las próximas dos semanas, previas al Año Nuevo chino, serán aún peores.

Por qué los mercados ignoran estos acontecimientos parece un misterio.

Quizás intuyen una situación de fuerte ralentización del suministro por barco, lo que provocará bloqueos de producción y la llegada de una recesión. Ya ha habido un indicio de ello en Europa, con el anuncio de Tesla y Volvo de que han suspendido la producción en algunas de sus plantas por falta de componentes para automóviles que llegan desde China por vía marítima.

Quizás ven una situación que, en menor medida, replica la devastación de los bloqueos de Covid en 2020, conduce a un rápido deterioro del crecimiento, lo que obliga a la FED a acelerar el inicio de los recortes de tipos oficiales.

No consideran, sin embargo, que los bloqueos de producción hayan provocado el incendio inflacionario contra el que los bancos centrales todavía luchan. Un incendio que fue subestimado durante mucho tiempo y que luego obligó a adoptar medidas restrictivas draconianas que aún no han sido desmanteladas.

¿Es realista pensar que la Reserva Federal repetirá el error de no preocuparse por el aumento de los costos y las tasas más bajas justo cuando los precios quizás vuelvan a levantar la cabeza y alejen aún más la inflación de sus objetivos?

Por ahora, curiosamente, los mercados así lo creen, quizá creyendo que la situación en el Mar Rojo se resolverá rápidamente. Por eso el viernes informaron de la probabilidad de que la Reserva Federal reduzca el tipo de interés oficial en marzo casi al 100%.

Por último, no podemos ignorar que el fin de semana provocó el encendido de un nuevo foco geopolítico en Taiwán, donde el candidato más separatista ganó las elecciones y avivó los ardores de la independencia de China.

Este es un destino inevitable y sucederá dentro de unos años.

Otra patata caliente que ha caído en manos de Biden, que por ahora se ha apresurado a señalar que Estados Unidos no persigue la independencia de Taiwán. Sólo para calmar las demandas de los separatistas. Otro frente geopolítico en llamas no sería manejable, junto con todos los que ya están en llamas. Mientras tanto, el fantasma de Trump se materializa en las elecciones primarias republicanas.

Eso es suficiente. Hay suficiente.

Pierluigi Gerbino – Estratega del Instituto Español de la Bolsa


Dado que el scalping involucra operaciones de corta duración, la gestión de riesgos es crucial. Estrategias bien diseñadas incluyen límites de pérdida y niveles de toma de ganancias para garantizar que las pérdidas sean controladas y las ganancias maximizadas. Las estrategias de scalping suelen basarse en análisis técnico detallado. Es importante identificar patrones, tendencias y señales específicas que indiquen oportunidades de entrada y salida. Conoce las mejores estrategias y empieza a ganar como un profesional. INSCRÍBETE