El comentario de Gerbino: El tira y encoge de Powell y los mercados

Publicado el: 27/07/23 10:52 AM

Las bolsas occidentales estaban ayer más condicionadas por los informes trimestrales que por la FED, que ya gritaba desde hacía tiempo su intención de volver a subir los tipos en su reunión de julio, tras la pausa de reflexión de junio.

Un descanso que no entendí muy bien qué función debería haber tenido. En mi opinión, si en junio la acción de la Fed contra la inflación aún no había concluido, como decía la nota de prensa de entonces, y si es cierto que la acción tenía que ser masiva para frenar y hacer retroceder el crecimiento de los precios hacia el objetivo del 2%, no tenía sentido detenerse durante un mes sabiendo que tenía que empezar de nuevo.

No quiero ser malicioso, pero casi parece que Powell & c. querían dar a los mercados ese sop útil para animar el rebote hacia los valores de 2021, tras un 2022 negativo en todos los ámbitos.

Sea como fuere, la subida de tipos de la FED se reanudó en julio y ayer se anunció lo que los mercados saben y han descontado durante semanas, es decir, la subida de 25 puntos básicos de los tipos oficiales de los Fondos FED, que ahora han alcanzado el rango de 5,25. %-5,5%.

Los mercados trataron ayer con las ganancias trimestrales. Los europeos cometieron un error garrafal por el decepcionante desempeño trimestral de LVMH, que arrastró a la baja al sector del lujo y a la cotización francesa (índice CAC en -1,5%), impactando también bastante en Eurostoxx50 (-1,03%, pero logró perder casi un 2% antes de recuperarse parcialmente). El Dax alemán (-0,5%) fue menos negativo, mientras que las dos listas más fuertes del momento, el Ftsemib italiano (+0,05%) y el Ibex español (+0,85%) aguantaron mejor.

Los de EE. UU. descontaron un mal trimestre de Microsoft, que compensó el bien recibido de Alphabet. La sesión se deslizó así en una ligera negatividad hasta la cita con la FED. Después del anuncio de la suba con grandes descuentos hubo cierta volatilidad durante la rueda de prensa de Powell, pero menos que otras veces, y el cierre rompió incluso para SP500, ligeramente arriba para el milagroso Dow Jones (la decimotercera subida consecutiva) y una ligera caída para el Nasdaq100.

Nada emocionante, aunque visto más de cerca, no hay nada en el comunicado oficial y en las palabras de Powell que deje lugar a la apuesta que están haciendo los mercados, es decir, que esta subida es la última que veremos. De hecho, el comunicado de prensa habla de mirar datos futuros para determinar no «si», sino «cuánto» esta fase restrictiva de la política monetaria aún puede extenderse para alcanzar la meta del 2% de inflación (no la inflación global, sino el PCE subyacente). , el indicador de inflación preferido por la Fed). Powell confirmó verbalmente que por ahora lo que ha pasado con la inflación es bastante consistente con las expectativas de los miembros de la FED, quienes aún esperan un alza de tasas para fin de año.

A los mercados, según la lógica, no les debería haber gustado este enfoque. Pero no se preocuparon, tal vez porque están tan convencidos de que la FED está haciendo una gran voz, pero eventualmente tirará la toalla, que no tienen que preocuparse por el «perro que ladra». Y quizás también porque Powell aseguró que el Departamento de Investigación de la FED ya no prevé una recesión, sino solo una «desaceleración significativa» en el crecimiento.

Sea como fuere, parece que esta cita también se pasó sin problemas particulares con las listas de precios. Si no hay sorpresas desagradables de los informes trimestrales de hoy, el tira y afloja entre los mercados optimistas de EE. UU. y la Fed agresiva aún puede continuar.

Para Europa es otra cosa, porque en los últimos días han llegado datos macroeconómicos que no permiten descartar en absoluto una recesión. De hecho, lo señalan como muy probable ya este año. Y hoy tendremos al BCE imitando a la Fed y además subiendo sus tipos oficiales en 25 puntos básicos. Un BCE lidiando con una economía ya rota y una inflación subyacente más alta que la de EE. UU. Una situación decididamente preocupante, que seguirá dando aliento a los halcones que quieren subir aún más los tipos en el futuro.

Pierluigi Gerbino – Estratega del Instituto Español de la Bolsa


Para ganar dinero en los mercados financieros, debe haber movimiento de precios. Afortunadamente, el movimiento de precios es una constante en los mercados. El factor clave es la rapidez con la que se mueven los precios. La velocidad o el grado de cambio de los precios se denomina volatilidad. La buena noticia es que a medida que aumenta la volatilidad, también aumenta el potencial de ganar más dinero rápidamente. La mala noticia es que una mayor volatilidad también significa un mayor riesgo. Cuando la volatilidad aumenta, tiene la oportunidad de generar una ganancia por encima del promedio, pero también corre el riesgo de perder una gran cantidad de capital en un período de tiempo relativamente corto. Con un enfoque disciplinado, puede aprender a administrar la volatilidad para su beneficio, mientras minimiza los riesgos. Aprenda a aprovechar al máximo la volatilidad para aumentar sus ganancias en este encuentro online.