El comentario de Gerbino: Evidencia de convivencia con el galcón

Publicado el: 12/01/22 11:18 AM

Tras el rebote iniciado en Wall Street el lunes, cuando los débiles compradores volvieron a actuar, falseando la ruptura de los soportes con un rally impetuoso, ayer la sesión la vivieron los índices europeos todos en pos del rebote americano. Desde la apertura del gap alcista, el Eurostoxx50 (+0,99%) y el resto de índices europeos han intentado imitar el repunte estadounidense, consiguiendo sólo en parte, con cierres mayoritariamente positivos pero muy por debajo de los máximos del lunes.

Sin embargo, no es nuevo que Europa esté cada vez más inclinada a dramatizar las caídas en Wall Street que a regocijarse con los repuntes estadounidenses. Es precisamente esta tendencia a ver más la parte vacía del vaso que la llena, lo que justifica gran parte de la relativa debilidad crónica de las acciones europeas frente a las americanas.

Este último estuvo ayer ocupado evaluando el discurso de candidatura de Powell para la renovación de su mandato y el interrogatorio con los senadores que deben ratificarlo.

Antes de que hablara Powell, había cierta cautela, con una toma de ganancias que condujo a un descenso parcial de los niveles finales de la gran recuperación del día anterior en la apertura del mercado. Nada alarmante, pero SP500, en la primera media hora devolvió los aproximadamente 30 puntos logrados en la última media hora del lunes y así se preparó para escuchar el examen de confirmación de Powell.

Powell ha formalizado sustancialmente las expectativas de los mercados, presentando una Fed que parece haberse dado cuenta de que había dormido demasiados meses mientras la inflación asomaba perentoriamente la cabeza, y ahora debe recuperarse aumentando su agresividad. Declaró probables 3 aumentos de tasas en 2022. Que la inflación vuelva a aumentar, tal vez incluso 4, dependerá de los datos. Pero también dijo, para tranquilizarse, que debemos permanecer en una era de tasas sustancialmente bajas. Sobre la temida reducción del presupuesto de la FED, el llamado Tightening, no entregó detalles, pero planteó la hipótesis de que puede ser un poco más precipitado que el ocurrido en el ciclo anterior. Recuerdo que el anterior Tightening empezó en 2018, después de las primeras 4 subidas de tipos y más de un año después de la primera.

En general, Powell dijo ni menos ni más de lo que los mercados habían estado cotizando en los últimos días, después de leer las actas del FOMC de diciembre.

Por lo tanto, el mercado de valores de EE. UU. se relajó y el rebote pudo extenderse.

Lo que vimos ayer es la cara B del clásico refrán americano “Compra los rumores, vende las noticias”.

Cuando el rumor genera expectativas negativas, se convierte en “Vende los rumores, compra las noticias”. La expectativa de una FED agresiva produjo la caída la semana pasada y la primera hora del lunes, pero la admisión de que la Fed ha «vacilado» un poco y hará lo que sea necesario contra la inflación (pero no más) trajo de vuelta a los compradores a la escena.

A partir de las 17:00 horas, el SP500 subió sin problemas y sumó otro 0,92% al rebote del lunes. Como evidencia del escape por los pelos, incluso el debilitado Nasdaq100 pudo flexionar sus músculos (+ 1,47%).

¿Todo terminado, entonces?

No, pero hay que darle crédito a este mercado, que una vez más ha demostrado rebotar en los soportes.

Así que ahora la hipótesis que podemos comprobar, en los próximos días, es la de un índice SP500 que podría intentar un ataque a máximos históricos.

Debería hacerlo con un movimiento de tres ondas, de las cuales la primera (onda a) comenzó desde los mínimos del lunes y debería alcanzar su punto máximo hoy. La zona entre 4.725 y 4735, rica en resistencias, podría frenar el rebote.

A partir de ahí, y en todo caso si se rompe el soporte de los 4.695, deberíamos tener la onda b correctiva, que podría llevar el índice a la baja hasta la zona de los 4.635 y luego dejar espacio para la tercera onda, la c, que se encargaría de dando el último paso alcista hasta la zona de los 4.860.

Obviamente, esta es solo una hipótesis de trabajo probabilística, basada en el análisis de ondas, todo para ser confirmado o negado por el comportamiento concreto del mercado.

Para tener certezas, tenemos que esperar la retrospectiva.

Pierluigi Gerbino – Estratega del Instituto Español de la Bolsa


El uso de indicadores es parte de la estrategia de cualquier trader. Junto con las herramientas de gestión de riesgos adecuadas, podría ayudarlo a obtener más información sobre las tendencias de precios. Con este encuentro online aprenderas como manejar los indicadores como los profesionales y aumentarás tus ganancias. ¡No te lo pierdas!