El comentario de Gerbino: Frenar el pánico bancario

Publicado el: 28/03/23 11:48 AM

La última semana de marzo comenzó con una sesión de alivio para las bolsas europeas, trastornadas por la clásica tormenta en el vaso de agua que el viernes sacudió al Deutsche Bank y con él a todas las bolsas europeas, disparando el temor al contagio y la inevitable alarma de los teóricos de la conspiración, que ya están enviando mensajes a amigos como “retira tu efectivo de inmediato, abastécete de comida y agua para un mes, porque se viene el colapso de los bancos y el bloqueo de los retiros” (ya he visto algunos).

Durante el fin de semana, las garantías de las autoridades supervisoras y gubernamentales europeas y alemanas restablecieron cierta calma, y ​​en EE. UU. la noticia de la compra de los activos del quebrado SVB Bank por parte de First Citizens Bank calmó los temores de implosión inmediata del sistema bancario.

También ayudaron a alegrar el lunes los rumores de que la FED está trabajando para extender la garantía de los depósitos bancarios más allá del umbral de $250,000 ahora garantizado por la FDIC. Que hasta ahora ha sacado solo $ 40 mil millones de la línea de crédito especial establecida por la FED. Otros $ 60 mil millones fueron retirados de un banco central extranjero no especificado (apuesto a que es Suiza).

Así repuntaron las bolsas europeas, consiguiendo recuperar entre la mitad y las tres cuartas partes de la caída del pasado viernes. Y sobre todo, por ahora, han evitado el giro bajista.

Nadie es tan ingenuo como para pensar que todo está solucionado, pero al menos esta primera fase de contagio no parece haber escapado aún al control de las autoridades.

El Eurostoxx50 ha tenido una sesión tranquila, siempre positiva, y ha cerrado en el +0,82%, parando y retrocediendo un poco en cuanto se acerca a la importante resistencia que constituye la media móvil de 50 sesiones, que pasa por la zona de los 4.200. La situación de los distintos índices locales europeos es bastante similar a la del Eurostoxx50. Todos han acercado, más o menos, esta media móvil, y todos tienen este obstáculo que superar para dar una primera señal significativa de reversión que sugiera un posible regreso a los máximos de marzo.

Las acciones de SP500 y EE. UU. están teniendo un viaje ligeramente diferente, ya que sus sesiones de pánico bancario precedieron a las europeas y nadie en Estados Unidos se preocupa por detectar las fallas europeas.

Sin embargo, ayer el índice SP500 también tuvo una sesión tranquila, aunque con altibajos. Cabe destacar que antes de alcanzar la media de 50 sesiones este índice debe superar la línea de tendencia descendente que une los máximos a partir del 2 de febrero. Ayer esta línea de tendencia pasó de 4.006, mientras que la media a las 50 sesiones de 4.014. Bueno, tal vez no sea casualidad que ayer el índice, luego de abrir una brecha alcista, llegó a 4.004 en la primera media hora y luego retrocedió para ir a cerrar la brecha. Luego lo intentó de nuevo, pero en el segundo intento no llegó a los 4.000 puntos. Por tanto en la última hora, se entiende la indirecta, la toma de beneficios ha llegado copiosa y ha hecho retroceder el índice 20 puntos, hasta los 3.977 (+0,16%).

El alivio bancario una vez más ha desviado la atención y los temores sobre los rendimientos y las perspectivas monetarias futuras. Si bien las probabilidades de un aumento de las tasas en la reunión del FOMC de mayo cayeron a mínimos el viernes, ayer se recuperaron con fuerza, junto con los rendimientos en la curva de bonos del Tesoro. Así, el Nasdaq100, que se beneficia de la caída de los tipos de interés y sufre de la subida de las rentabilidades, pagó ayer cotización con una sesión bastante negativa (-0,74%), aunque no como para estropear el excelente aspecto que presenta en este inicio de 2023.

La tarea que enfrentan los índices hoy es bastante clara. Proceder, mejor si es enviado, hacia las resistencias y preparar el ataque.

No sé si serán capaces de revertir la tendencia. La situación bancaria es tal que cada día puede traer malas noticias de contagio. Sin embargo, la ventana para inyectar algo de euforia en los mercados es lo suficientemente estrecha, y las manos fuertes no tienen demasiado tiempo para jugar, ya que estamos a fin de mes y solo quedan unos pocos días para decorar el trimestral. informes de gestión de activos. Además, en unos diez días se abrirá la temporada trimestral y algo me dice que en este primer trimestre de 2023 será más difícil que en el pasado para las empresas cotizadas estadounidenses y especialmente para los bancos superar las previsiones de beneficios de los analistas, que siguen siendo muy generosas ( ¿demasiado?), a pesar de las revisiones a la baja ya implementadas.

Pierluigi Gerbino – Estratega del Instituto Español de la Bolsa


Entendemos el trading intradía como el inicio y cierre de posiciones en el mismo día. La característica única del trading intradía es que mantiene la posición durante menos de 6 horas, ya que ese es el tiempo que tiene a su disposición para cerrar la operación intradía. En una operación intradía, el operador abre y cierra una posición el mismo día. El trading intradía es un juego multifacético, ya que requiere disciplina, habilidad, gestión de riesgos y agallas. También necesita velocidad para que pueda alcanzar la velocidad y pueda entrar y salir con ganancias. Aproveche las características del mercado actual para establecer estrategias eficientes y ganadoras. INSCRÍBETE