El comentario de Gerbino: La espina francesa en el lado

Publicado el: 10/07/24 7:03 PM

La solución al enigma francés ha vuelto a preocupar a las bolsas europeas, que ayer sufrieron un importante revés. El Eurostoxx50 resumió la caída del día para el conjunto de la eurozona en un -1,33%, con los índices alemán y español ligeramente por encima de la media, el italiano Ftsemib (-0,53%) a la cabeza del ranking diario y el francés Cac40 ( -1,56%) peor del día por segunda vez consecutiva.

La principal culpa, como se desprende de los balances finales de la sesión europea, hay que atribuirla en primer lugar al enigma francés, cada vez más complicado de resolver e interpretar. Por el momento no está nada claro a quién se le asignará la tarea de dirigir el Gobierno. Macron se tomó el tiempo necesario para participar en la celebración de la Alianza Atlántica en EE.UU. antes de tomar su decisión.

El juego se vuelve aún más complejo y nos obliga a olvidar las celebraciones por la derrota de la derecha soberanista para centrarnos en las preocupaciones de los ganadores de las urnas. El Nuevo Frente Popular, que según las expectativas de Macron debería haberse dividido inmediatamente, actualmente sigue unido, aunque bajo y encima de las cenizas arden varias rivalidades.

Hasta que no se produzca la importante expulsión (o autoexpulsión) del grupo radical de Mélenchon, La Francia Insumisa, del Frente Popular, ningún intento de formar un gobierno de centro izquierda podrá despegar.

Además, sigue siendo muy fuerte la necesidad de intentar un gobierno minoritario sólo del Frente Popular. Sería una solución muy precaria, no sólo por las enormes diferencias entre el ala radical y los socialistas y verdes, sino también porque obligaría a la administración ordinaria a regirse por decreto e impediría las reformas más significativas y útiles para solucionar los numerosos problemas del país, que no contaría con el apoyo de una mayoría parlamentaria.

El temor de los mercados es que un gobierno de izquierdas, pero también de centroizquierda, confiado a un primer ministro socialista (se da el nombre del líder socialista Faure), sería peligroso para las finanzas públicas, ya muy deterioradas y con un ratio deuda/PIB superior al 100%, con todas las consecuencias del caso en términos de rating.

Parte de la culpa del declive europeo, mínimo en mi opinión, también puede atribuirse a la cautela de Powell, quien en la habitual audiencia de verano en el Congreso reiteró que para bajar los tipos necesitamos ver un progreso más duradero en la senda del crecimiento central. inflación hacia el objetivo de la FED (2%).

El bromista Powell, sin embargo, no dejó de señalar que la inflación no es el único riesgo que se corre; que la economía estadounidense, si bien sigue siendo fuerte, ha mostrado algunos signos de desaceleración; Por último, también puede ser peligroso permanecer demasiado tiempo con tipos oficiales demasiado altos.

Personalmente, del mensaje de Powell deduzco una cierta predisposición a recortar los tipos en septiembre, salvo sorpresas, para luego reflexionar sobre la posibilidad de conceder un segundo recorte en diciembre, como regalo al nuevo Presidente de los EE.UU. que será elegido en noviembre. La perspectiva de dos recortes antes de fin de año es también la más respaldada por el mercado, según los futuros de los fondos FED.

Wall Street aprovechó la inercia positiva acumulada con el impulso iniciado a principios de mes y abrió al alza para alcanzar inmediatamente un nuevo máximo histórico. Luego se detuvo, ignorando a Powell y tropezando hasta el final en un espacio muy estrecho. El saldo final es positivo, pero de importe absolutamente insignificante, tanto para el SP500 como para el Nasdaq100, ambos con un modesto +0,07%. Sin embargo, observo que los dos índices sólo pueden presumir de sesiones positivas en el mes de julio. ¡Chapeau!

La dificultad cada vez mayor para subir, que se deriva de las posiciones alcistas ya muy desequilibradas de los inversores privados e institucionales, hace que un retroceso sea cada día más probable. Pero como ya llevo unos días lanzando esta advertencia, lo mejor es no aburrir más a nadie.

Pierluigi Gerbino – Estratega del Instituto Español de la Bolsa 


Las estrategias de trading que utilizan extensiones de Fibonacci ofrecen numerosos beneficios, destacando su capacidad para proyectar niveles futuros de precios más allá del rango actual del mercado, lo que ayuda a los traders a establecer objetivos de ganancias y maximizar oportunidades. Estas extensiones identifican niveles clave de soporte y resistencia, mejorando la gestión de riesgos al definir niveles claros de stop-loss y toma de ganancias, lo que optimiza la relación riesgo-recompensa. Además, al ser compatibles con otras herramientas de análisis técnico y aplicables en diversos marcos de tiempo, proporcionan una metodología disciplinada y basada en datos históricos que facilita la toma de decisiones informadas y consistentes en el trading. Lleva al cielo tus ganancias con estas estrategias con Fibonacci. INSCRÍBETE