El comentario de Gerbino: La inflación europea tiene euforia

Publicado el: 1/06/22 1:12 PM

El mes de mayo terminó ayer con las últimas sacudidas.


Contrariamente a lo que uno podría haber temido en los primeros 20 días, el balance mensual se enderezó en muchos de los principales índices bursátiles del mundo con la vehemente recuperación de la semana pasada, solo parcialmente reabsorbida por la toma de ganancias de ayer. Así el índice líder de la renta variable mundial, el estadounidense SP500, tras haber recorrido sustancialmente el doble del camino de más del 12%, entre el máximo de 4.307 y el mínimo de 3.810, curiosamente finalizó mayo en el mismo nivel de 4.132 al que había iniciado eso.


Entre los índices bursátiles que tuvieron un mes de mayo positivo, recuerdo el índice chino en Shanghai (+4,57%), el Bovespa brasileño (+3,2%), el Ibex español (+3,11), el Dax alemán (+2,06%) , Nikkei japonés (+1,61%) y FtseMib italiano (+1,04%).


Saldos negativos, aunque no comparables a los aterradores que se vieron provisionalmente el 20 de mayo, los alcanzaron los índices Eurostoxx50 (-0,36%), el tecnológico estadounidense Nasdaq100 (-1,65%), el indio Sensex (-2,62%).


La sesión de ayer supuso una corrección decisiva por parte de los índices europeos, volviendo de 4 sesiones de subidas para el Eurostoxx50 y de la superación alcista, que se produjo ya el lunes, de la línea de tendencia bajista que une los máximos descendientes del 5 de enero, 10 de febrero y 21 de abril. milimétricamente.


En la euforia de sesiones anteriores perturbaron los malos datos preliminares de inflación de mayo, comunicados por Eurostat para la Eurozona. La inflación, medida por el índice mundial de precios al consumidor, aumentó sobre una base anual del 7,5 % en abril al 8,1 % a fines de mayo, muy por encima de las expectativas de los analistas del 7,8 %. La cifra permite a la Eurozona acercarse a la primacía estadounidense, con la diferencia de que en EE.UU. parece haber una especie de atenuación del fenómeno, mientras que en Europa los precios siguen acelerándose. Así lo confirma también el dato italiano, que en términos anuales ha visto subir los precios del 6,3% en abril al 7,3% en mayo, con un aumento de un punto redondo de un mes a otro. Recordemos que a principios del año pasado para ver subir los precios italianos un 1% todavía era necesario esperar un año. Un mes es suficiente ahora.


La sorpresa negativa ha vuelto a poner de moda todos los temores sobre el retraso del BCE en la lucha contra la inflación, los sobre la política monetaria del BCE, que podría llegar a ser tan agresiva como la de la Fed, los temores de que la drástica y amplia La reducción del poder adquisitivo de los hogares puede provocar una fuerte desaceleración del crecimiento y la entrada en recesión. Todos estos son temores bien fundados, en mi opinión, y no de hoy.
Así, las rentabilidades empezaron a subir de nuevo, y con ellas también los diferenciales de países superendeudados, como Italia, que ayer vio cómo el diferencial de rentabilidad entre el BTP y el Bund alemán volvía a situarse en los 200 puntos básicos, mientras que la rentabilidad del bono italiano a diez el bono anual subió hasta el 3,15%, acercándose al máximo del año del 3,20% del pasado 9 de mayo.


El petróleo también subió, tras el anuncio de la sexta ronda de sanciones a Rusia por parte de la UE. Los habituales tuits infantiles del presidente del Consejo Europeo Michel anticipaban un embargo petrolero ruso para finales de año cuando aún no había concluido la cumbre europea. El acuerdo se formalizó entonces solo por la noche y resultó ser de menor importancia que la celebración prevista. El travieso húngaro Orban clavó a los otros 26 líderes en su silla hasta que obtuvo su exención del embargo para Hungría. Por tanto, el petróleo ha devuelto gran parte de las ganancias.


En todo este caos, Eurostoxx50 dejó un -1,35% en el suelo y redujo su saldo mensual. La caída se detuvo precisamente en contacto con la línea de tendencia bajista pasada el lunes, lo que nos obliga a considerarla como un simple retroceso y no como una negación de la señal de reversión alcista. Al menos por ahora, claro.


Wall Street se dejó contagiar por el clima ligeramente nuboso y el SP500 abandonó el ataque en los 4.200 para retroceder hacia el soporte de los 4.090. El cierre de la sesión fue a las 4.132 (-0,63%). Mejor el tecnológico Nasdaq100, que limitó el daño de la jornada al -0,31%.


Hoy comienza junio y los mercados, tras las fuertes emociones de mayo, podrían pasar el resto de la semana consolidando posiciones y cobrando fuerza, siendo probable que el SP500 se mantenga entre los 4.200 y los 4.090.


Las nuevas señales direccionales llegarán la próxima semana, si no antes, cuando se pase uno de estos dos niveles.


El comentario diario se toma un descanso y regresará el lunes.

Pierluigi Gerbino – Estratega del Instituto Español de la Bolsa


El daytrading se refiere a la práctica de comprar y vender un valor dentro de un solo día de trading. Puede ocurrir en cualquier mercado, pero es más común en los mercados de divisas y de valores. Los traders suelen usar grandes cantidades de apalancamiento y estrategias de trading a corto plazo para capitalizar pequeños movimientos de precios que ocurren en acciones o divisas altamente líquidas. Aprovecha una oportunidad única para conocer las mejores estrategias para el daytrading. ¡No te lo pierdas!