El comentario de Gerbino: la sobrecompra detiene el rally

Publicado el: 20/04/21 2:02 PM

Que los índices bursátiles, por fuertes que sean, no pueden subir indefinidamente y sin siquiera detenerse un momento a respirar, en teoría todo el mundo lo sabe. Pero el revés, cuando llega, aún logra tomar por sorpresa a la mayoría de los inversores. La remoción de eventualidades desagradables es un fenómeno típico de la emoción humana y es un mecanismo de defensa de nuestra psique, para permitirnos vivir en paz con una vida llena de riesgos que, de no ser removidos al menos en parte, nos aplastaría. en la angustia.

Sin embargo, el “pensamiento positivo” de los mercados ayer tuvo que lidiar con la certificación de excesos de tamaño raro en el gráfico diario.

Como recordé en el comentario de ayer, el principal índice SP500 de EE. UU. Comenzó la semana en un nivel de exceso alcista bastante alto, a saber 74,5. Para medir la fiebre de la euforia se encuentra el indicador RSI (14), el más utilizado por los analistas para identificar situaciones excesivas. Más de 70 está en la fase de “sobrecompra”, mientras que por debajo de 30 hay un exceso bajista, llamado sobreventa.

Un nivel como el alcanzado el viernes pasado solo se tocó dos veces más durante el repunte pospandémico. El primero fue el 8 de junio de 2020 cuando se marcó el mismo 74,5 en conjunto con el máximo que precedió a una corrección no muy profunda, pero más bien duradera, que ocupó el resto de junio y la primera quincena de julio. La segunda vez, la sobrecompra fue aún más fuerte, durante el increíble repunte de finales de agosto, e incluso llegó a 82,9 el 2 de septiembre pasado. Pero luego el índice pagó la resaca con la corrección larga de septiembre y octubre, que lo llevó a caer más de un -10% desde el máximo del 2 de septiembre y terminó con plena recuperación el día de la autorización del primer anti Vacuna Covid el 9 de noviembre.

El índice europeo Eurostoxx50 se presentó ayer en la línea de salida de la semana con una sobrecompra incluso superior a la de su primo estadounidense, es decir, igual a 77,58. En Eurostoxx50, para revisar un valor tan alto, es necesario remontarse a diciembre de 1999, es decir, en el último siglo y milenio.

Quienes aman el vaso medio lleno observarán que esto demuestra que para los inversores la vieja Europa ha perdido su papel de patito feo, siempre en mal estado de salud e impulsada por el vigor americano, para transformarse en un magnífico cisne (perdone el exceso de retórica, No estoy acostumbrado a la fuerza de la vieja Europa. Remedio de inmediato). Pero ciertamente muestra que todas las correcciones en el índice europeo durante los últimos 21 años han comenzado desde niveles más bajos de exceso alcista.

Basado en las consideraciones anteriores, y también considerando que el viernes Eurostoxx50 también tocó el borde superior del canal de tendencia alcista bastante inclinado que ha estado siguiendo desde principios de febrero, ciertamente no me sorprendió el revés que se vio ayer en los mercados occidentales. . Una ralentización bastante leve (Eurostoxx50 -0,32% y SP500 -0,53%) y contenida dentro del punto porcentual de pérdida para casi todos los principales índices de Europa y EE.UU. Las únicas excepciones fueron el Russell2000 negativo de la pequeña capitalización estadounidense (-1,56%), pero positivo el Cac40 francés (+ 0,15%) y especialmente el Ibex35 español (+ 1,14%).

La suavidad del frenado podría incluso permitir una recuperación inmediata y una mayor extensión de la subida. De hecho, el movimiento de una onda 3 alcista suele tener sorpresas positivas.

Sin embargo, el evento más probable ahora es la imposibilidad de extender aún más el movimiento alcista de inmediato. La cotización 4.191 del SP500, en mi opinión, es candidata a permanecer en el máximo histórico al menos por unos días.

Por lo tanto, ahora debemos asumir, hasta que se demuestre lo contrario, que la ola 3 terminó el viernes pasado y que la ola 4 se desarrolla en los próximos días, que estudiaremos si los mercados confirman esta hipótesis hoy.

Concluyo con otros dos informes, que me parecen dignos de atención.

El primero es el comportamiento de los índices chinos que desde hace algún tiempo parecen tener un comportamiento decididamente descorrelacionado con respecto al resto del mundo. Pasaron el mes de marzo y la primera quincena de abril cerca de los mínimos alcanzados con la corrección de febrero, mostrando una debilidad llamativa frente a la osadía de los mercados occidentales. Pero ayer, justo antes de que las acciones occidentales se detuvieran, anotaron un rebote decisivo e intentaron completar patrones de reversión alcistas, tal vez para albergar al toro que podría moverse fuera del oeste durante unos días.

El segundo es Bitcoin, que hace 6 días marcó otro máximo histórico, incluso superando los $ 64.000 en valor, a raíz del interés de los bancos y grandes corporaciones por favorecer su difusión como medio de pago y tras el debut con bang en el Nasdaq de la plataforma de comercio de criptomonedas Coinbase.

Sin embargo, a los bancos centrales y al gobierno de Estados Unidos no les gustó mucho esto, que en los últimos días han filtrado sus planes para digitalizar las monedas oficiales y la intención de estrechar los vínculos regulatorios sobre las criptomonedas. El hecho es que en 6 días de cotización ya ha perdido alrededor de $ 10,000 desde su máximo histórico (-13,6%).

Dado que en este 2021 las correcciones de Bitcoin anticipaban, tanto en febrero como en marzo, las correcciones de Wall Street, esto también parece una señal que nos invita a dejar de lado la euforia por un tiempo.

Pierluigi Gerbino – Estratega del Instituto Español de la Bolsa


El intradía se basa en la apertura y el cierre de operaciones en un mismo día. Esto hace que el crear una estrategia ganadora sea un trabajo más complejo, que toma en cuenta numerosos elementos. Ante esto, un trader profesional nos revelará su estrategia, que pone en práctica día a día, para generar ganancias en el mercado intradía. ¡No te lo pierdas! INSCRÍBETE