El comentario de Gerbino: Por ahora se aguantan los apoyos

Publicado el: 28/04/22 10:19 AM

La combinación letal que representa la escalada de la guerra en Ucrania, la guerra contra la inflación y la lucha china contra el Covid con confinamientos, han doblegado, inmediatamente después de Semana Santa, la moral de los inversores, que en las últimas sesiones han encontrado pocos motivos para confiar en el futuro, pero muchos piensan que aún no se ha llegado a lo peor, en esta larga corrección de las bolsas, que durará todo un trimestre.

Ni siquiera los informes trimestrales están ayudando mucho a borrar los pensamientos sombríos, que esta semana han cobrado vida, con varios grandes nombres en la cita con los informes del primer trimestre. En los últimos días ha habido algunos positivos, como Tesla (golpeado inmediatamente después por los temores de que Musk quiera vender mucho para pagar la compra de Twitter por 44.000 millones de dólares), como Microsoft y Meta Platform (nuevo nombre de Facebook). ). Pero también hemos visto algunas decepcionantes, como Alphabet y, sobre todo, Netflix.

Así, las últimas sesiones han producido una importante aceleración bajista, que ha puesto al SP500 y al Nasdaq100 en contacto con los soportes de último recurso, coincidiendo, en su totalidad para el Nasdaq100 y casi para el SP500, con los mínimos de toda la corrección.

La renta variable europea, que en febrero y hasta principios de marzo había caído mucho más que la estadounidense y había generado una corrección bajista más profunda que la de los índices estadounidenses, en abril mostró una recuperación de fuerza, quizás debido a la ley de compensación. lo que le sirvió para recuperar más los índices estadounidenses y contener más el tamaño de la pata correctora de las últimas sesiones. Eurostooxx50, que resume las acciones de Euroland, ayer perdió aproximadamente el 50% de la fuerte recuperación implementada del 7 al 29 de marzo.

El avance de los 3.800 puntos, que se produjo a principios de semana, sin embargo, también colocó a la renta variable europea en condiciones críticas y con excesos bajistas de corto plazo bastante evidentes.

Ayer, por tanto, se debería haber escenificado el clásico “ahora o nunca” de los que compran en los principales soportes para aprovechar el rebote.

Así fue durante toda la mañana europea, tras una primera media hora en la que el índice europeo volvió a caer para incorporar el desplome de la renta variable estadounidense del día anterior. A partir de las 9.30 arrancó el rebote, que cobró fuerza durante la mañana y luego dejó de esperar a Wall Street. La incertidumbre americana inicial creó cierta volatilidad y redujo un poco la recuperación, que sin embargo se mantuvo muy por encima del mínimo inicial durante el resto de la sesión, que finalizó con un saldo del +0,36%. No es mucho, lo admito. Viniendo después de tres sesiones de fuerte descenso, parece sólo la clásica golondrina que no hace primavera.

Wall Street ha flaqueado y en las últimas dos horas ha vuelto a mostrar debilidad, devolviendo todo lo que había acumulado anteriormente. Los balances finales no son muy emocionantes para el SP500 (+0,21%) y para el Nasdaq100 (-0,05%). Sin embargo, es consolador que los soportes no se hayan roto.

Así que hoy habrá oportunidad de volver a intentar el rebote que falló ayer, esperando que, como en las películas, podamos decretar el clásico «bueno el segundo», que se aleja al menos un poco de los soportes y permite cerrar el mes un poco menos peor.

Sin embargo, la situación sigue siendo precaria, y lo seguirá siendo incluso si el repunte toma impulso hoy. A menos que sea lo suficientemente potente como para hacer que el SP500 vuelva a los lados por 4.400 puntos. Están a más de 200 puntos del nivel de cierre de la sesión de ayer. Francamente, un poco demasiado, si no suceden eventos sensacionales y positivos.

A falta de estos, el rebote no debería poder ir mucho más allá de las pocas sesiones y el nivel de la zona 4.300. Luego debería ser seguido por un nuevo impulso bajista, comparable al que hemos visto, que lleva el índice líder mundial de acciones a alrededor de 4.000 puntos, extendiendo así la corrección más allá de los mínimos anteriores.

Pierluigi Gerbino – Estratega del Instituto Español de la Bolsa


Los Moving Average brindan información importante sobre la dirección del mercado. Fueron creados para proporcionar la información direccional del mercado para suavizar los zig-zags que se forman durante la formación de una tendencia. En la generación actual de cálculos informáticos de alta velocidad, su uso se ha vuelto mucho más relevante y simplificado. Ahora se pueden calcular y utilizar hasta el minuto y segundo de la información del precio cuando aparece en la pantalla de su computadora. Sus aplicaciones, junto con los gráficos de velas japonesas y las formaciones de patrones, pueden proporcionar señales para un formato de trading muy sólido y rentable. La forma en que se siguen y cómo se utilizan marcan la diferencia en rendimientos moderados y rendimientos altamente rentables. Conozca y aplique los Moving Average cómo los profesionales y multiplique sus ganancias.