El comentario de Gerbino: Entre pausa y corrección

Publicado el: 24/06/24 3:13 PM

El mes de junio nos muestra una cierta confusión en las bolsas que, según el área económica que miremos, muestran un desajuste direccional que pocas veces se ha producido. A los excesos de la subida y a la euforia en toda regla en Estados Unidos, debido a la narrativa sobre la inteligencia artificial, se contrasta un fuerte temor a una desintegración política en los mercados europeos, todavía inmersos en la corrección iniciada en abril.

Incluso en Asia el clima no es el mejor, con una resignada caída de los índices chinos, que entre algunos máximos y muchos mínimos, acumulan 5 semanas consecutivas de caídas, a partir de mediados de mayo, en medio de la depresión debida a la falta de crecimiento económico y la patata caliente de las quiebras inmobiliarias.

Con los plazos técnicos de junio, que se produjeron el pasado viernes en el día de las brujas, los mercados pasan página de la tendencia primaveral, donde Wall Street brilló con su serie de récords históricos, y Europa hizo el papel de Cenicienta, con una corrección persistente, aunque No es dramático en la magnitud del declive.

Comienza la fase de verano, que Wall Street afronta en condiciones todavía de sobrecompra, que las dos últimas sesiones de la semana pasada han reducido, pero aún no han recuperado. Europa, por el contrario, se encuentra en condiciones de debilidad no muy lejos del exceso de la recesión.

No hace falta decir que una realineación es tan deseable como difícil. El realineamiento podría lograrse con una corrección significativa de los índices estadounidenses y una mayor resiliencia de los índices europeos, o con una recuperación de la fortaleza europea acompañada de una pausa lateral en Wall Street. En mi opinión, es mucho más difícil que una recuperación europea se produzca simultáneamente con una corrección estadounidense.

También porque la campaña electoral francesa terminará esta semana y las encuestas determinarán si la derecha soberanista tendrá fuerza para obtener una mayoría gubernamental. En este caso habrá una convivencia difícil entre Macron y el gobierno soberanista.

De lo contrario, la Asamblea Nacional no podrá tener mayoría y se verá paralizada en una crisis política que podría llevar incluso a la dimisión de Macron. Ambas hipótesis podrían producir resultados muy desestabilizadores para toda la Unión Europea.

Parece probable que en EE.UU. las próximas sesiones se desarrollen en dirección bajista, con una corrección de los excesos en Nvidia y en el Magnífico 7 del Nasdaq y, por tanto, también en el índice SP500.

No podemos hipotetizar desastres bajistas en EE.UU., porque la consecución de excesos récord demuestra la euforia existente sobre la narrativa de la inteligencia artificial y porque, estadísticamente, estos récords casi siempre conducen a valores más altos del índice, quizás no en el mismo mes. , pero 3 meses después.

Mi hipótesis es que un retroceso del SP500 hacia la línea de tendencia alcista que une el mínimo de octubre y los mínimos de abril y mayo ya es suficiente para despejar el mercado, lo que debería frenar la caída también esta vez.

Hoy pasa por la zona de los 5.270 y crece aproximadamente 7 puntos por día. La media móvil de 50 sesiones pasa justo por debajo.

El Eurostoxx50, en cambio, ya ha superado desde hace unas sesiones sus medias de 50 y 100 sesiones y lucha por no retroceder hasta la media de largo plazo de las 200 sesiones, que a día de hoy todavía está lejos y pasa por la zona de los 4.635.

Pierluigi Gerbino – Estratega del Instituto Español de la Bolsa