Inflación y crecimiento según el Banco Central de Inglaterra

Publicado el: 18/04/22 11:00 AM

Se espera que el Banco de Inglaterra (BoE) aumente aún más las tasas de interés del Reino Unido en el segundo trimestre de 2022, ya que el banco central del Reino Unido intenta contener las presiones de los precios altísimos. El BoE ya elevó la tasa bancaria al 0,75% desde el 0,1% a fines de 2021 y los mercados monetarios actualmente están descontando 125 puntos básicos de aumentos de tasas adicionales este año. El último informe de inflación de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) mostró que la inflación general alcanzó el 6,2% en febrero, un nuevo máximo en 30 años, mientras que la inflación subyacente aumentó al 5,2% desde el 4,4% en enero. Y se esperan niveles aún más altos de inflación en el segundo trimestre de este año. El último comunicado de política monetaria del BoE muestra que el banco central del Reino Unido espera que la inflación general supere el 8% en los próximos meses, citando los altísimos precios de la energía y los alimentos como los principales impulsores del movimiento.

El banco central del Reino Unido se opuso recientemente a estas expectativas del mercado, por temor a que una serie de aumentos pueda detener el crecimiento en los próximos meses. El crecimiento del Reino Unido ahora está nuevamente por encima de los niveles anteriores al covid y parece sólido, a pesar de los temores de que la crisis de Ucrania y las sanciones rusas causen más interrupciones en la cadena de suministro. El último informe de política monetaria del BoE señaló que, si bien la confianza empresarial y la actividad del mercado laboral se han mantenido sólidas, «sin embargo, la confianza del consumidor ha caído en respuesta a la reducción de los ingresos reales disponibles de los hogares». Es esta preocupación de que una caída en el gasto del consumidor desacelere la actividad económica en los próximos meses, especialmente cuando se espera que la inflación alcance y se mantenga en máximos de varias décadas. Según el BoE, ahora se espera que el PIB del Reino Unido se mantenga estable para el primer trimestre, en comparación con el 1,1% en el cuarto trimestre de 2021.

Es este dilema entre la inflación y el crecimiento lo que hará que el gobernador Bailey y los miembros del Comité de Política Monetaria sean flexibles y aún así decididos a tratar de sofocar la inflación. Si el banco central se mueve con demasiada fuerza, demasiado rápido y hace que el crecimiento se detenga, los mercados del Reino Unido y la libra esterlina se verán afectados por el temor a una estanflación. Por otro lado, si el BoE reacciona lentamente y la alta inflación de varias décadas se afianza, entonces tendrá que actuar aún más agresivamente para controlar las presiones de precios del Reino Unido. El Banco de Inglaterra deberá ser equilibrado, seguro y claro con sus comunicaciones durante los próximos meses si quiere tener éxito.

LA LIBRA ESTERLINA EN LOS PRÓXIMOS MESES

La libra esterlina ha tenido un primer trimestre mixto y se espera que las perspectivas para el segundo trimestre del año continúen con estas tendencias. GBP/USD cayó a la baja durante los primeros tres meses del año, ya que el dólar estadounidense descontó una serie de aumentos de las tasas de interés durante 2022 y hasta el próximo año, ampliando el diferencial de tasas entre las dos monedas. La libra esterlina repuntó frente al yen japonés , principalmente debido a la debilidad del JPY, mientras que el par EUR/GBP se negoció lateralmente con un ligero sesgo negativo. La libra esterlina también cayó frente al dólar australiano., ya que el país rico en materias primas se benefició de los precios de los metales y minerales considerablemente más altos. Es probable que estas tendencias generales continúen a menos que haya un cambio importante en la perspectiva macroeconómica, a saber, la crisis en curso en Ucrania.