La desconocida guerra de los colores

Publicado el: 18/12/23 6:42 PM

Tristemente, son muchas las guerras que han ocurrido en el mundo, pero se sorprenderá que el mundo del arte no está excepto de conflictos.

Anish Kapoor es un escultor y artista de instalaciones indio contemporáneo nacido en Gran Bretaña con una carrera larga y variada.

En 1991, Kapoor ganó el Premio Turner y en 2009 fue el primer artista vivo en realizar una exposición individual en la Real Academia de las Artes de Gran Bretaña.

Como sello distintivo de su trabajo, Kapoor tiene algunos materiales visualmente impactantes que a menudo utiliza por defecto. El amor de Kapoor por las superficies visualmente distintas lo llevó a una controversia con Vantablack.

En 2014, Surrey NanoSystems lanzó un material llamado «Vantablack». En ese momento, Vantablack fue famoso por ser el negro más negro del mundo, absorbiendo el 99,965% de la luz visible.

Ese mismo año, Kapoor comenzó a utilizar este material recientemente desarrollado en su obra de arte. Aunque fue desarrollado principalmente para su aplicación de ingeniería, Kapoor reconoció inmediatamente el potencial artístico de ‘Vantablack’: el material es tan oscuro que da la apariencia de una total planitud.

Pero el interés inicialmente inocente de Anish Kapoor en Vantablack se volvió controvertido en 2016. Después de algunos años de experimentación con el material, Kapoor llegó a un acuerdo con Surrey NanoSystems: compró los derechos exclusivos para el uso de Vantablack como material artístico.

Este acontecimiento provocó fricciones inmediatas en el mundo del arte, y muchos denunciaron las acciones de Kapoor, alegando que estaba robando a la comunidad artística, iniciando una guerra en el mundo del arte.

Que un artista monopolice cualquier material, en cualquier contexto, probablemente sea motivo de indignación.

La práctica, sin embargo, no carece de precedentes. En la década de 1960, Yves Klein patentó una mezcla de pigmento azul (International Klein Blue, o IKB), que se convirtió en su color característico en una serie de pinturas monocromáticas.

Más allá de las restricciones legales, a lo largo de la historia ha sido difícil acceder a algunos materiales artísticos por otros motivos.

Con respecto a Vantablack, aún así, hay una serie de factores que complican la situación, lo que la convierte en una situación un tanto única. Vantablack no sólo es caro, sino que está disponible exclusivamente para fines artísticos para Kapoor.

Además, el propio Kapoor no creó el material, simplemente compró los derechos. Quizás lo más importante es que el propio Vantablack tiene una cualidad emocional inherente y poderosa debido a lo que es: el negro más negro del mundo.

En el caso de Kapoor y Vantablack en particular, tal vez haya otra dimensión de la indignación. Vantablack y su efecto alisante tienen un poder estético inmediato y visceral. Para comprender esta controversia en su totalidad, se debe considerar el atractivo emocional de un color como el Vantablack.

La idea del “negro más negro” es, en sí misma, profundamente tentadora.

Múltiples artistas comunicaron su descontento, sin embargo, la reacción más directa y mordaz al monopolio de Kapoor sobre Vantablack fue la de Stuart Semple.

Como otro artista británico, Semple también se sintió atraído por el color abismal. Tras descubrir el monopolio artístico de Kapoor sobre el material, Semple ideó un plan.

En los últimos días de 2016, el “karma” encontró a Kapoor en la forma quizás improbable, pero ciertamente poética, de un nuevo pigmento desarrollado por Semple, uno que, según él, era el «rosa más rosado».

Se publicó a la venta en el sitio web de Semple con esta cláusula legal:

“Al agregar este producto a su carrito, confirma que no es Anish Kapoor, de ninguna manera está afiliado a Anish Kapoor, no está comprando este artículo en nombre de Anish Kapoor o un asociado de Anish Kapoor. Según su leal saber y entender, esta pintura no llegará a manos de Anish Kapoor”.

Las esperanzas de Semple para el truco eran humildes, explicó: «Pensé que podría vender uno o dos, pero el sitio web en sí sería casi como una obra de arte escénica, y el frasco rosa sería como una obra de arte».

Sin embargo, estas expectativas fueron superadas con creces y Semple, que atrajo una ola de atención, pronto se encontró con miles de pedidos que cumplir.

Sin embargo, el rosa de Semple rápidamente llamó la atención de Kapoor, y él no perdió el tiempo contraatacando, aumentando aún más la controversia.

Ante el creciente antagonismo público entre Semple y Kapoor, Semple se propuso eludir el reclamo exclusivo de su oponente sobre el negro más negro del mundo. Semple explica que subió la apuesta, “todo el mundo empezó a escribirme y pedirme que hiciera un negro”.

Semple obedeció y desarrolló un prototipo de pintura negra a principios de 2017, que llevó a muchos otros artistas y pintores, colaborando para mejorar el pigmento y oscurecer su color. Finalmente, “Black 2.0” se dio a conocer y se puso a disposición del público, tal como lo había sido el rosa más rosado, para todos excepto para Anish Kapoor.

Una verdadera guerra de colores que nos explica como la codicia humana puede dañar incluso al arte.

Gana la guerra de los mercados al acudir a nuestro encuentro en el que hablaremos sobre Daytrading: los secretos de las manos fuertes para ganar el primer trimestre del 2024. La cita será el 21 de diciembre a las 19.00 (hora España). Te esperamos.

INSCRÍBETE

Equipo Editorial

Instituto Español de la Bolsa

PD: Semple no se detuvo. Lanzó la tercera versión de su pintura negra, así como «Diamond Dust», un producto que llama «El brillo más brillante del mundo». Oportunamente, ninguno de estos productos está disponible para Anish Kapoor. Hasta la fecha, Kapoor sólo ha podido hacer un uso moderado de Vantablack debido al coste extremo y la dificultad de producir grandes cantidades del material.

Parece que la guerra terminó… o al menos vivimos una tregua.

INSCRÍBETE