Septiembre, no siempre es tan malo

Publicado el: 12/09/23 3:04 PM

Al menos en los primeros 20 días.

Una semana de transición para las bolsas americanas, los futuros se encuentran en una fase avanzada de avance entre los plazos de septiembre y diciembre.

En la primera semana, el S&P500, junto con el Nasdaq y el Dow, recuperaron parte de las posiciones ganadas en la última semana de agosto.

En nuestra opinión, como ya escribimos en nuestro artículo anterior del domingo 3 de septiembre, no es el síntoma de un septiembre a la baja, sino sólo un retroceso temporal.

El mínimo alcanzó el precio volátil de 4.434, pero el cierre del jueves 7 de septiembre se posicionó en la línea de tendencia trazada sobre los máximos relativos del 2 al 8 de junio, que ahora sirvió de soporte.

El precio de 4434 estaba aproximadamente 40 puntos por debajo de lo que consideramos el área de retroceso normal para reiniciar, en nuestro artículo del 3 de septiembre.

El viernes 8 de septiembre, el mercado se mantuvo estacionario, lo que indica una posible recuperación en la semana actual.

Nuestra visión para esta semana se confirma como alcista, con tendencia lateral, con posible continuación hasta los primeros días de la semana siguiente.

El probable objetivo a corto plazo del S&P 500 se sitúa en los máximos anteriores, en la zona de los 4.600; la ruptura de estos máximos, con la prueba desde arriba como soporte, haría volar al S&P500. Probablemente no para el mes de septiembre pero no tanto para el mes de octubre.

La resistencia a muy corto plazo está en 4547-4550 para el futuro de diciembre.

En nuestra opinión, el escenario más probable para septiembre es una nueva prueba de los máximos de julio y una posterior caída y, por tanto, no una ruptura. Pero es un poco pronto para confirmarlo.

La semana de vencimiento de los futuros genera una serie de señales anómalas, no siempre fáciles de interpretar.

Para nosotros sigue siendo muy probable que, de aquí a finales de año, digamos con los meses más probables entre octubre y noviembre, se produzca un retroceso bursátil del 8-15%.

Esto puede ocurrir ante una especie de doble techo en la zona de los 4600, o después de un vuelo alcista, que tendría características altamente especulativas.

Será interesante seguir el mes de septiembre, especialmente el de la última década, porque dará indicaciones útiles para el próximo escenario.

Te invitamos a nuestro encuentro el 14 de septiembre a las 19.00 (hora España) en el que hablaremos sobre Los pares de divisas que te harán ganar hasta el fin de año. ¡No te lo pierdas!

INSCRÍBETE

Maurizio Monti 

Editor
Instituto Español de la Bolsa


PD: Si hay una reversión, después del 18 y 20 de septiembre, y no hay aceleración, septiembre de 2023 respetará la estadística de tendencia típica del mes.

Si se produjera una aceleración y un fuerte impulso alcista ya en septiembre, cabe esperar muchos fuegos artificiales más adelante. No es nuestro escenario, como se indicó anteriormente. 

Te esperamos en esta cita online.  

INSCRÍBETE