¿Toros en camino, osos en fuga?

Publicado el: 21/03/22 5:01 PM

¿Volveremos al mercado alcista?

Los índices estadounidenses subieron con fuerza el 15 de marzo. Una fuerza que hace tiempo que no vemos salvo algún que otro rebote.

Aquí empezamos a hablar de un rebote: en el S&P500 hay 335 puntos y valores proporcionales similares se encuentran en el Nasdaq y el Dow Jones. Sabes cuánto nos gusta cuando los tres se mueven sin dudarlo al unísono.

Superamos el máximo relativo del 8 de marzo y eso no tardó mucho, pero también se golpeó el máximo del 3 de marzo y eso es una buena señal.

El S&P500 ha superado la media móvil de 50 periodos y ahora está probando la de 200 periodos.

La cabeza del principal índice de acciones del mundo ha estado por debajo del nivel promedio de 200 desde el 17 de febrero y un cierre por encima sería una señal muy positiva.

Como dijimos en los últimos días, el mercado esperaba una señal positiva de las negociaciones ruso-ucranianas y una señal muy débil fue suficiente para recuperar participación. Ahora la apuesta está precisamente en algún éxito de esas negociaciones.

El cierre semanal fue en 4453. Justo debajo de 4500 y justo debajo de 4600 están los picos superiores de las olas descendentes. Después de esos niveles, la subida a la cima está al alcance de la mano.

Hay dos escenarios posibles.

1) El mercado se ha reiniciado. Con algunas dudas, pero para abril veremos algo similar a un doble techo o nuevos máximos.
2) El mercado necesita llegar de nuevo a los precios mínimos. Puede ser, aún no se puede descartar. Si tiene que suceder, es por ahora, en la próxima semana. Más allá, nos parecería muy difícil.

Desde un punto de vista temporal, nuestros algoritmos, después de habernos dado una clara señal de inversión «dentro del plazo técnico» del 18 de marzo, que entonces se produjo el 15 de marzo, ahora indican el 15 de abril y el 9 de mayo, con la habitual aproximación de cuatro días en más o menos, como fechas cruciales de posibles reversiones temporales.

Sin embargo, se trata de señales menos significativas que la que tenía como fecha límite el 18 de marzo.

Y si miramos un poco más allá, vemos una nueva retracción del mercado en la fase de verano y una nueva fase alcista en el último trimestre o para cruzar a la primera parte de 2023.

Este enfoque entra en conflicto con muchos elementos estadísticos, incluido el aumento de tasas en curso, la posible recesión mundial, la inflación, la incertidumbre geopolítica y la naturaleza absolutamente desconocida de la pandemia. Digamos que las matemáticas hablan así, y es una forma de relativo optimismo, a pesar de todo lo que pasa en el mundo.

Abril es estadísticamente el mejor mes del año para la subida de las bolsas: si esta tendencia se mantuviera en 2022, la recuperación del terreno perdido podría no estar muy lejana.

Hay que decir que no nos puede llevar la emoción de cuatro días consecutivos fuertemente alcistas. Pero el síntoma es bueno, sobre todo porque coincidió con un período de tiempo importante y esperado. Todavía existe la posibilidad de una estocada, pero las probabilidades disminuirán, salvo que se niegue, con cada día que pase de la próxima semana.

Es hora de aprovechar excelentes oportunidades potenciales. Hablamos de ello en un seminario web imperdible, donde hablamos de Psicotrading y técnica: cinco tips que seguro no conoces para ganar en los mercados. Reserva tu plaza online para el 24 de marzo a las 19.00 (hora España). Te esperamos. 

INSCRÍBETE

Maurizio Monti 

Editor
Instituto Español de la Bolsa

PD: ¿Por qué deberían subir las bolsas de valores si todo sale mal? Si la cantidad de dinero en circulación continúa siendo abundante, las bolsas de valores suben.

Y dado que los efectos del drenaje monetario y el aumento del costo del dinero parecen aplicarse con relativa lentitud, aunque sistemáticamente, la cantidad de dinero supera los efectos calmantes impuestos por la Reserva Federal.

Y así, los precios de los valores aún podrían orientarse más alto. O inmediatamente o muy pronto. Sin embargo, la atención a las vacaciones de verano podría ser intensa, antes de un nuevo parpadeo a finales de año.

Un poco como decir: el babau, Powell, ahora nos ha explicado lo que hará. Antes todos tenían miedo, ahora la incertidumbre se ha disipado. Sí, el mercado será bastante difícil, hay una desglobalización que recién comienza. Pero mientras tanto, hay espacio para nuevas celebraciones.

Yo no soy el que está siendo cínico. Son los mercados.

INSCRÍBETE