El comentario de Gerbino: Los mercados quieren más de la FED

Publicado el: 17/09/20 12:01 PM

La sesión de ayer de los mercados de valores no tuvo prácticamente nada que decir en Europa y, hasta las 20:00 horas, ni siquiera en Estados Unidos. La espera de la cita de la FED paralizó a compradores y vendedores, por lo que los índices europeos se arrastraron a una paridad aburrida a lo largo de la sesión, como suele ocurrir cuando la FED acapara la atención, y también el principal índice bursátil estadounidense, SP500, esperó, con pocas fluctuaciones en torno a la paridad, a que llegaran las 20.

En ese momento vimos toda la volatilidad de la sesión. En cuanto salió la parte escrita de las comunicaciones, los índices, aunque sin excesivo entusiasmo, actualizaron las previsiones económicas de la Fed, que revisó para mejor las publicadas en junio. El crecimiento de EEUU para 2020 (en este caso el término crecimiento es un eufemismo, dado que este año es una recesión) se ha revisado para mejor: desde el -6,5% estimado en junio, ahora estamos hablando de «solo» un – 3,7%. Lo que significa que la Fed espera una recuperación sustancial tanto en el trimestre actual como en el cuarto de este año, gracias sobre todo a la construcción y las inversiones privadas. Por otro lado, es obvio que la hipótesis de un aumento en la velocidad de recuperación ya en el segundo semestre de este año llevó a una reducción del ritmo esperado en 2021 (+ 4%, definitivamente menos que el + 5,5% esperado en junio ) y 2022 (+ 3% frente al + 4% estimado en junio).

A pesar del optimismo sobre la recuperación, mientras tanto se ha confirmado la política monetaria expansiva hasta que la inflación se mantenga estable por encima del 2% durante algún tiempo, probablemente al menos hasta fines de 2023. Por lo tanto, se mantendrán sin cambios hasta en ese momento los tipos oficiales apenas por encima de cero. Se mantendrá el ritmo actual de compra directa de valores en los mercados (el llamado QE ilimitado) para «garantizar el buen funcionamiento de los mercados financieros», en cumplimiento del nuevo objetivo primario que se marcó la Fed en agosto, además de los históricos empleo y estabilidad de precios. Por lo tanto, las compras de valores continuarán con $ 80 mil millones mensuales de bonos del Tesoro y $ 40 mil millones mensuales de MBS, es decir, bonos basados ​​en hipotecas.

Quisiera señalar, si las palabras tienen algún significado, que lo ocurrido en el verano se considera “el correcto funcionamiento de los mercados financieros” y la confirmación de los estímulos monetarios deberá garantizarlo también para el futuro. Para la FED, por tanto, índices bursátiles estadounidenses que disparan un rally impresionante y rompen máximos históricos, ante una recesión de magnitud sin precedente del índice SP500 en el orden de -30% en comparación con las estimaciones anteriores a Covid, significa «funcionamiento correcto» (!!!).

Powell tiene razón, en la conferencia de prensa posterior, al definir esta «orientación futura» como «poderosa» (traducción: intenciones de la FED para el futuro). Además, incluso reiteró una vez más que incluso podría revisarse en un sentido aún más expansivo si fuera necesario.

Personalmente, considero que el comportamiento de la Fed es incluso una locura por la manipulación de los mercados que genera y el riesgo moral que fomenta en los operadores, con efectos a largo plazo que serán devastadores. Comparables a los que ocurrirían sobre el equilibrio psicofísico de un drogadicto al que se le aumentan las dosis de cocaína.

Sin embargo, SP500 (el drogadicto) solo se regocijó durante media hora, intentando romper la resistencia indicada ayer (3.425). Alrededor de las 20.30 hizo el máximo del día en 3.429, pero en un momento bajó, para alejarse alrededor de un punto porcentual de la resistencia y aterrizar al final de la sesión con un saldo negativo del día (-0.46%). Dado que el Nasdaq100 cerró mucho peor (-1,67%), se entiende que la toma de beneficios decisiva empezó con la tecnología, que también lleva algún tiempo al mando del índice SP500.

¿Por qué el tono tranquilizador de Powell no fue suficiente para empujar a los mercados estadounidenses más allá de la resistencia? Aquí es necesario recurrir a razones de comportamiento. Las hermosas palabras de Powell fueron benignas, pero no sorprendentes. Todos los esperaban. Es cierto que el estado de ánimo de un tío anciano que solo trae regalos y siempre da la razón, que Powell vistió con el estallido de la pandemia, provocó el mitin de verano. Es probable que la repetición del cliché de ayer también fuera esperada por los operadores, que lo pusieron en precios con el repunte de las dos primeras sesiones de la semana. Ayer, la confirmación de las expectativas puede haber estimulado el clásico “vende la noticia”, que muy a menudo sigue al “compra los rumores”.

Ahora la toma de beneficios debería haber concluido la pausa de consolidación de la corrección, que debería tener libertad para desarrollarse a la baja para lograr los objetivos que he indicado en los últimos días. Es decir, al menos el área de 3200 del SP500. Tendremos confirmación de esta hipótesis en la ruptura del mínimo del viernes pasado (3.310), que parece bastante probable y también podría llegar hoy.

El mercado parece creer que el ritmo actual del estímulo monetario no es suficiente para restaurar el rally alcista. Powell necesita aumentar la dosis. Para convencerlo, no hay nada más que hacer que bajar de nuevo. La profundización de la corrección hará que Powell tema que los mercados vuelvan a torcerse y lo convenzan de aumentar la dosis de coca, para que los mercados recuperen el rally y regrese la nueva normalidad drogada. Powell está bloqueado en la esquina y no podrá escapar ante la independencia de la FED.

Pierluigi Gerbino – Estratega del Instituto Español de la Bolsa


Empezamos la próxima semana con un tema polémico y solicitado por ustedes. Mientras seguimos viendo las actuaciones de la FED nos preguntamos ¿cuándo se encontrarán los mercados con la economía real? Vamos a revisar en un encuentro con la Cultura Financiera los escenarios que manejan los expertos con Carlos Guayara, estratega del Instituto Español de la Bolsa y trader profesional. ¡Acompáñanos!