El comentario de Gerbino: Los toros intentan el contrapie

Publicado el: 24/09/21 11:53 AM

Con efecto algo retrasado para la próxima sesión, ayer los alcistas del mercado, siempre abundantes y con ganas de comprar debilidad, decidieron aprovechar la ayuda del árbitro Powell (que no lo dice, pero vitorea Toro), para buscar un contraataque sensacional que les vuelve a poner en cabeza, tras los goles marcados por el bajista del 7 al 20 de septiembre.

En una calurosa noche de miércoles, tal vez los operadores no habían entendido el mensaje de Powell y se habían abstenido de descorchar el vino espumoso, permaneciendo en yeso para reflexionar sobre el significado de sus palabras. De hecho, la FED ha anunciado que se producirá el tapering (mala noticia para el toro, al parecer) pero con una serie de «peros» y «si» que de hecho lo dejan tan incierto como antes, cuando Powell lo condicionó a progresar una economía. que aún no vio una inflación que debería haber sido solo transitoria. Ahora la Fed ve el progreso de la economía y también ve la inflación, pero quiere una mayor confirmación antes de decidir sobre el cambio en la política monetaria. Quizás en noviembre. Quizás…

Con la mente fría ayer, los operadores se dieron cuenta de que Powell es siempre la misma paloma que tuvo que dar un bocado al creciente número de halcones de la Fed para no señalar demasiado su pasión por no hacer nada, en beneficio de la especulación alcista. Y sobre todo que todavía quedan un par de meses para subir los índices bursátiles antes de llegar a un acuerdo con el endurecimiento monetario (quién sabe qué tan ajustado …).

Así que ayer Europa dio el ejemplo y Wall Street lo siguió. El rebote se extendió al Eurostoxx50 (+ 1,08%) ya los principales índices locales europeos con la tercera sesión consecutiva de fuerte subida. El índice de blue chips europeos subió hasta los 4.200, en la zona de los máximos de la semana pasada y volvió a superar la media de 50 sesiones, atronadora abandonada el pasado lunes. El furioso movimiento de rebote tiene similitudes con el realizado en julio, que recogió 4 sesiones alcistas consecutivas antes de una rápida consolidación y la posterior continuación de la escalada hasta alcanzar nuevos máximos anuales en agosto.

Los índices estadounidenses también hicieron su tercera sesión de rebote consecutiva, con SP500 (+ 1,21%) que también logró volver a saltar la media en 50 sesiones e incluso ir un poco más allá del objetivo que ayer había indicado como techo de la onda B. Altitud Ya se superó 4.440 en la primera media hora y la extensión de la subida llegó a 4.465, no muy lejos del máximo de la semana pasada y del borde inferior del canal por el que salió a la baja en la sesión del 17 de septiembre. El final de la sesión, sin embargo, mostró el inicio de un retroceso que llevó al índice de regreso justo por encima de 4.440 y hoy pondrá a prueba la convicción de caída (debilidad) del comprador.

De hecho, la extensión de la subida ha cumplido los parámetros normales del rebote correctivo, que suele durar tres sesiones y no más, y suele recuperar entre el 38,2% y el 62,8% del movimiento impulsivo que corrige.

Esto es lo que hizo SP500 hasta ayer. Entre hoy y quizás los primeros días de la semana que viene, es probable que el retroceso iniciado en la parte final de la sesión de ayer se extienda y nos muestre si la pelota aún está en manos del oso o si el toro ha reanudado el juego. Si el retroceso es solo correctivo y el índice se mantiene por encima de 4.400, los bajistas aún no podrán recuperar la escena. Pero los alcistas para agotar la corrección de septiembre y convencerme de que han curado la tendencia alcista de la garra del oso tendrán que tener la fuerza para arrastrar el índice por encima de 4.490.

El área entre 4.400 y 4.490 es, por tanto, un campo de batalla.

Por encima de 4.490 deberíamos revisar rápidamente nuevos máximos históricos y quizás apuntar directamente a la meta de 4.900 puntos.

En cambio, las ambiciones del oso subirán por debajo de 4.400 y deberíamos ver una nueva pata impulsiva que llevará al índice a cerrar la corrección por debajo de 4.250.

Así que hoy lo mejor es imitar a Powell: esperar y ver.

Pierluigi Gerbino- Estratega del Instituto Español de la Bolsa